Uno de los beneficios del seguro hipotecario privado (o PMI, por sus siglas en inglés) es que normalmente puede cancelarlo cuando acumula suficiente equidad en su vivienda.

De hecho, la Ley de Protección de Propietarios de Vivienda (información más adelante) requiere que el seguro hipotecario privado se termine automáticamente cuando alcanza el 22 por ciento de capital en su casa basado en el valor original de la propiedad, si los pagos de su hipoteca estén al día. Entonces, la forma más fácil de cancelar un seguro hipotecario privado es esperar a que esto se produzca por sí mismo.

Pero también puede solicitar que su PMI sea cancelado un poco antes, con un 20 por ciento de equidad.

Debido a que las compañías de seguros hipotecarios como MGIC aseguran al prestamista, debe pedirle a su prestamista (no a la compañía aseguradora de hipotecas) que solicite la cancelación. Tendrá que hacer la solicitud por escrito, y su prestamista puede requerir que pague una tasación para confirmar que su propiedad no ha disminuido en valor desde que la compró. Pregúntele a su prestamista para más detalles.

Ley de Protección de Propietarios de Vivienda

(Nota: a continuación, información proporcionada por la Comisión Federal de Comercio)

La Ley de Protección a los Propietarios de Vivienda de 1998, que entró en vigencia en 1999, establece las reglas para la cancelación automática y la cancelación del seguro hipotecario privado (PMI) por parte de los prestatarios en las hipotecas de viviendas. Estas protecciones se aplican a ciertas hipotecas de viviendas firmadas a partir del 29 de julio de 1999 para la compra, construcción inicial o refinanciamiento de una vivienda unifamiliar. Estas protecciones no se aplican a los préstamos FHA (por sus siglas en inglés) o VA (por sus siglas en inglés) asegurados por el gobierno ni a los préstamos con PMI pagado por el prestamista.

Para las hipotecas de viviendas firmadas a partir del 29 de julio de 1999, su PMI debe, con ciertas excepciones, terminar automáticamente cuando alcance el 22 por ciento de la equidad de su vivienda en función del valor original de la propiedad, si los pagos de su hipoteca son actuales.

Su PMI también puede cancelarse, previa solicitud, con ciertas excepciones, cuando alcanza el 20 por ciento del capital de su vivienda en función del valor original de la propiedad, si los pagos de su hipoteca están al día. Una excepción es si no ha estado al día con sus pagos dentro del año anterior al momento de finalización o cancelación. Otra es si tiene otros gravámenes en su propiedad. Una tercera es que la propiedad no puede haber disminuido en valor desde el valor original. Para estos préstamos, su PMI puede continuar. Pregúntele a su prestamista o administrador de hipotecas (una compañía que recolecta sus pagos) para obtener más información acerca de estos requisitos.

Si firmó su hipoteca antes del 29 de julio de 1999, puede pedir que se cancele el PMI una vez que exceda el 20 por ciento de la equidad de su vivienda. Pero la ley federal no exige que su prestamista o administrador hipotecario cancele el seguro.