Search

¿Es inteligente, o incluso posible, conseguir una hipoteca mientras cancela sus préstamos de estudiante? Comprar una vivienda es una gran inversión, pero también puede ofrecer grandes beneficios. La buena noticia es que hay muchos recursos y opciones disponibles para administrar sus préstamos de estudiante y comprar una casa al mismo tiempo... si esa es la decisión correcta para usted. La clave consiste en mirar todo el panorama, tomar decisiones fundamentadas y hacer un seguimiento.

El panorama general

La deuda estudiantil puede resultar intimidante, ya sea para un recién graduado o para alguien que desde hace unos años está pagando el plan de reembolso. Y usted no es el único. Según Forbes, usted es 1 de los 44.2 millones de personas con una deuda estudiantil que asciende a $1.52 billones en todo el país.

Saldar sus préstamos no es un proceso que ocurre de un día para el otro, pero al abordarlo paso por paso se sentirá confiado y seguro a nivel financiero. Administrar exitosamente sus préstamos estudiantiles hace que la compra de una vivienda sea una elección mucho más sencilla, si es que esa es una de sus metas. El primer paso es determinar cómo su plan de reembolso encaja en el panorama general.

Planes de reembolso de préstamos para estudiantes

En cuanto al reembolso, las 2 variables principales de cualquier préstamo para estudiantes son el plazo y los pagos mensuales mínimos. Por lo general, cuando el plazo del préstamo es corto, los pagos mensuales mínimos son más altos y viceversa.

Hay 2 programas principales en cuanto a los préstamos para estudiantes:

  • Con un préstamo federal, el gobierno actúa como el prestamista. El reembolso se difiere al menos hasta la graduación y el interés se asegura a una tasa fija. Puede cambiar su plan de reembolso en cualquier momento, lo cual puede ayudarle a cumplir con sus cambiantes obligaciones financieras
  • Con un préstamo privado, un banco es el que actúa como prestamista. Algunos préstamos privados requieren pagos mientras está en la universidad. Su tasa de interés depende de su puntuación de crédito y puede cambiar con el paso del tiempo. Los préstamos privados por lo general tienen menos opciones de reembolso y usted solo puede cambiar su plan de reembolso bajo determinadas circunstancias (si tiene un préstamo privado, consulte a su prestamista acerca de tales pautas)

Cada uno tiene sus méritos, pero la mayoría de los estudiantes eligen un préstamo federal. Consulte nuestra Guía Prepárese sobre préstamos para estudiantes para obtener información acerca de los planes federales de reembolso.

Préstamos para estudiantes y crédito

Establecer el crédito es crucial a la hora de obtener una hipoteca. Cuanto más alta sea la calificación de crédito, más fácil será obtener una hipoteca.

¿La buena noticia? Los préstamos para estudiantes crean historial crediticio. Solo un tercio de los "millennials" llevan tarjeta de crédito; pero los prestamistas son cautelosos con los aspirantes a prestatarios que no tienen mucho historial de crédito. Afortunadamente, cancelar su deuda estudiantil le ayudará a establecer y aumentar su historial de pago, lo cual eleva su puntuación de crédito. Además de estar al día con sus préstamos para estudiantes, usar sabiamente su tarjeta de crédito y hacer pagos regulares y puntuales también incrementará su calificación de crédito.

Para asegurarse de que sus préstamos estudiantiles beneficien su puntuación de crédito en vez de perjudicarla:

  • No omita ningún pago del préstamo. Tener un préstamo puede beneficiar su crédito, omitir cualquiera de los pagos tendrá el efecto contrario. Su prestamista denunciará cualquier pago retrasado a las 3 agencias de crédito más importantes, lo cual se verá reflejado en una puntuación de crédito más baja y reducirá así sus posibilidades de conseguir una hipoteca en el futuro
  • Configure pagos automáticos. Al hacer esto, tendrá una red de seguridad para que no tenga que preocuparse por saltarse un pago
  • ¡Procure no incumplir con su préstamo! Básicamente, el incumplimiento destruirá su crédito y quedará asentado en su informe de crédito durante 7 años. Quizás ya no sea elegible para nuevos préstamos ni subvenciones. El gobierno también puede hacerse acreedor de los reintegros de impuestos, tomar una parte de los pagos del Seguro Social y, por lo general, dificultar su vida

Pida ayuda si la necesita

Si no puede afrontar el pago mensual de sus préstamos estudiantiles, lo mejor que puede hacer es ponerse en contacto con su prestamista de inmediato. Lo último que debe hacer es incumplir con el préstamo y hay formas en las que los prestamistas pueden ayudarle; pero la única manera de obtener ayuda es pidiéndola.

Visite studentaid.ed.gov para obtener más información acerca de prórrogas y tolerancia, las cuales podrían permitirle reducir temporalmente, e incluso detener, los pagos de su préstamo para estudiantes bajo ciertas circunstancias.

¿Puede conseguir una hipoteca si tiene préstamos de estudiantes?

Un préstamo para estudiantes se trata como cualquier otra deuda en cuotas, similar a un préstamo para automóvil. Es normal que alguien en busca de una hipoteca tenga otros préstamos. Lo importante es establecer un buen historial de pago que demuestre que usted es responsable con sus finanzas cada mes.

Hable con un oficial de préstamos para ver cuáles son sus opciones. Si tiene un buen historial de pago y fondos suficientes, tener un préstamo para estudiantes de hecho podría beneficiar, en vez de perjudicar, sus posibilidades de recibir la aprobación para una hipoteca. El oficial de préstamos también le dará una idea de cuánto puede pagar.

¿Una hipoteca es lo adecuado para usted?

Usted se siente seguro en cuanto a la administración de sus préstamos estudiantiles, pero ¿qué hay de sumarle una hipoteca?

Los costos

Por supuesto, lo más obvio es que estará sumando un pago hipotecario mensual a sus gastos. Incluso si termina siendo similar a (o incluso menos de) lo que pagaría por alquilar, es importante recordar que está saldando una deuda en vez de tan solo estar pagando por un lugar para vivir. Una vez que tenga una hipoteca, si sus circunstancias cambian y necesita reducir gastos, mudarse a un lugar más pequeño y barato le resultará más difícil.

Si termina cambiando el plan de reembolso de su deuda estudiantil por uno con pagos mensuales más bajos para poder costear una hipoteca (suponiendo que puede hacerlo según el tipo de préstamo que tenga), esto puede generar un plazo más prolongado y más intereses en total. Eso significaría que estaría conviviendo con sus préstamos durante más tiempo, lo que daría como resultado menos dinero para gastos discrecionales. Tal vez tenga que pensarlo dos veces y examinar su presupuesto antes de comprar un nuevo televisor o hacer un viaje.

Por último, al hacer cálculos, recuerde que ser propietario de una vivienda implica costos que van más allá del pago mensual de la hipoteca. Es importante asegurarse de ahorrar lo suficiente como para pagar los gastos adicionales, como mantenimiento y reparaciones.

Los beneficios

La gente tiene todo tipo de motivos para querer una vivienda: la estabilidad, la privacidad, la libertad de hacer cambios y mejoras, espacio para familiares o mascotas o tan solo el deseo de un lugar propio. Si espera para comprar una casa hasta haber saldado sus préstamos estudiantiles, tendrá que esperar también para disfrutar de esos beneficios, tanto los tangibles como los intangibles.

También hay beneficios financieros. Además, estará acumulando équida y riqueza mientras continúa pagando su hipoteca. Si está planificando formar una familia, o ya tiene una, los beneficios a largo plazo de tener una vivienda pueden ser sustanciales. En unos años, si desea mudarse, quizás pueda vender su casa por más de lo que la pagó, lo cual le ayudará a costear una vivienda más agradable o más grande.

Sacar una hipoteca es una decisión importante y nadie más puede tomarla por usted. Todo depende de sus prioridades y de una gran variedad de factores personales. Tómese su tiempo, considere todas las opciones y sea honesto consigo mismo.

Lista de verificación final

  • Decida cómo ser propietario de una vivienda se ajusta a sus prioridades. Arme su propia lista personal de los pros y contras que conlleva ser propietario de una casa. La importancia que usted le da a una hipoteca influirá en cómo reembolsa su deuda estudiantil. Si desea convertirse en propietario de una vivienda, ¿está dispuesto a esperar unos años o quiere conseguir una hipoteca tan pronto como sea posible?
  • Considere cómo su plan de reembolso de la deuda estudiantil afecta sus metas. Visite studentaid.ed.gov para explorar sus opciones
  • Obtenga un informe de crédito. Su puntuación de crédito determinará para qué tipo de hipoteca puede ser elegible y un informe de crédito le ayudará a comprender cuál es su situación financiera y si tiene que esforzarse un poco para mejorarla. Puede obtener un informe de crédito gratis de cada agencia de crédito una vez al año en annualcreditreport.com
  • Hable con un oficial de préstamos. Él/ella podrá ayudarle a entender cuáles son sus opciones. Prepárese para compartir información acerca de sus ingresos actuales, su puntuación de crédito y los planes actuales o potenciales de reembolso de préstamos para estudiantes