La precalificación le muestra cuánto puede gastar en un hogar según su posición financiera, teniendo en cuenta sus ingresos, deudas y ahorros. Los prestamistas también consideran las tasas de interés actuales.

La precalificación puede determinar:

  • Un estimado del precio de compra de la vivienda y el pago mensual de la hipoteca que puede pagar y calificar
  • Cuánto dinero necesitará para un pago inicial (la diferencia entre el precio de compra y el monto de su hipoteca)
  • Metas de ahorro que necesita establecer y alcanzar

¿Quién puede ayudarme a precalificar?

Un oficial de préstamos o un consejero de educación para la compra de una vivienda pueden ayudarlo a precalificarse.

La precalificación no es un compromiso de su parte para trabajar con un prestamista o agente de bienes raíces en particular, y no le garantiza un préstamo por parte del prestamista, todo ocurre durante el proceso de solicitud del préstamo. Pero la precalificación puede ayudarlo a reducir la búsqueda de su vivienda y evitar posibles decepciones.