Search

Si lleva una billetera o una cartera, o si tiene una tarjeta de crédito o un número de Seguro Social, corre riesgo de sufrir un robo de identidad. Un robo de identidad puede frustrar su intento de lograr y mantener una buena solvencia crediticia. Así que mientras paga las facturas a tiempo y use el crédito sabiamente, también debería tomar medidas para proteger su identidad y minimizar las posibilidades de que se la roben.

¿Qué es el robo de identidad?

El robo de identidad sucede cuando alguien usa su información personal – como su nombre, y número de Seguro Social o tarjeta de crédito – con el fin de cometer un fraude en su nombre.

Los ladrones de identidad pueden causar mucho daño. Pueden usar su identidad para:

  • Hacer gastos excesivos con su tarjeta de crédito
  • Abrir una nueva cuenta de tarjeta de crédito o registrarse para un teléfono celular u otros servicios en nombre suyo
  • Hacer reclamaciones a su plan de seguro de salud
  • Reclamar su rembolso de impuestos antes que usted
  • Cometer delitos y echarle la culpa a usted

El robo de identidad puede dañar permanentemente su buen nombre y solvencia crediticia, y resolver la situación puede costarle mucho tiempo y dinero. Como dice el refrán, más vale prevenir que lamentar. 

 

Cómo impedir o prevenir el robo de identidad

¿Cómo roban su identidad los ladrones? Lamentablemente, hay muchas maneras que involucran desde alta tecnología (piratería informática sofisticada o correos electrónicos de phishing) hasta un bajo nivel tecnológico ("hurgar" en la basura o el simple y conocido robo de su billetera o cartera). 

Pero usted no está indefenso a la hora de evitar el robo de identidad. Hacer que a los ladrones les resulte difícil apropiarse de su información personal puede reducir el riesgo. Aquí hay algunas recomendaciones de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), la agencia nacional de protección al consumidor:

  • No dé su información personal por teléfono, por correo ni a través de Internet a menos que tenga la seguridad de saber con quién está tratando. En ocasiones, esto se basa en el juicio personal
  • Tenga cuidado con los correos electrónicos de extraños. No abra ni descargue archivos ni haga clic en los enlaces de correos electrónicos provenientes de desconocidos   
  • Tenga cuidado con los correos electrónicos que le piden que inicie sesión y actualice la información de su cuenta. En vez de hacer clic en el enlace de un correo electrónico, abra una ventana del navegador y vaya directamente al sitio web de la compañía para iniciar sesión y ver si tiene algún mensaje con relación a su cuenta 
  • No comparta demasiado en las redes sociales. Los ladrones de identidad pueden usar la información que haya compartido públicamente para adivinar contraseñas o las respuestas a las preguntas de seguridad en caso de pérdida de contraseña. Hablando de contraseñas...
  • Use contraseñas seguras y procure que sean confidenciales 
  • Guarde su información personal en un lugar seguro de su casa, en especial, si tiene compañeros de cuarto o necesita darle acceso a su hogar a algún proveedor de servicio 
  • Tenga cuidado al deshacerse de cualquier cosa que pueda contener información personal. Triture cualquier documento financiero y papeleo relacionado que contenga información personal antes de arrojarlos a la basura. Destruya las etiquetas de los frascos de medicamentos recetados. Borre la información personal de computadoras, teléfonos personales y otros dispositivos personales que ya no use.
  • Proteja su número de Seguro Social. No lleve su tarjeta en la billetera ni lo escriba en un cheque. Si una organización comercial se lo solicita, pregunte para qué lo necesitan, cómo se utilizará y qué sucede si decide no compartirlo 
  • Detenga las ofertas de crédito preaprobado. Considere eliminar su nombre de las listas de marketing de las 3 agencias de informes de crédito del consumidor – Experian, TransUnion y Equifax – para reducir la cantidad de ofertas de crédito preaprobado que recibe. Llame al 1-888-5-OPTOUT (567-8688) o visite optoutprescreen.com 
  • Detenga otro "correo basura" y telemarketing. La Asociación de Marketing Directo ofrece servicios de preferencia con relación al correo, teléfono y correo electrónico, lo que le permite cancelar su suscripción a comunicaciones de marketing, telemarketing y/o correo electrónico directo por parte de muchas compañías nacionales. Visite dmachoice.org para obtener más información. La FTC también tiene una lista de "no llamar": visite donotcall.gov o llame al 1-888-382-1222

Vea más recomendaciones en el sitio web de la FTC

 

Indicadores de que su identidad puede haber sido robada

Con el robo de identidad, la detección temprana es clave. Además de tomar medidas para impedir el robo de identidad, esté atento a cualquier actividad sospechosa al monitorear habitualmente sus cuentas financieras y resúmenes de facturación:

  • Revise atentamente los resúmenes de su tarjeta de crédito y sus cuentas financieras en busca de cualquier cargo del que usted no sea responsable
  • Revise regularmente su informe de crédito. Su informe de crédito tiene información acerca de usted, incluidas las cuentas que tiene y cómo paga sus facturas. La ley exige que Experian, TransUnion y Equifax le den una copia gratis de su informe de crédito cada año si así lo solicita. Puede obtener su informe de crédito gratis en annualcreditreport.com, un sitio web central manejado por estas 3 compañías

Aquí hay algunas señales de advertencia que hay que tener en cuenta:

  • Resúmenes de cuenta inesperados o tarjetas de crédito que no solicitó
  • Denegación inesperada de crédito o crédito ofrecido a una tasa de interés mucho más alta de lo esperado
  • Las facturas que espera recibir por correo dejan de llegar
  • Llamadas o cartas acerca de una compra que no realizó
  • Información inexacta en su informe de crédito
  • Facturas de proveedores médicos por servicios que no utilizó
 

Qué hacer si se convierte en víctima de robo de identidad

Actúe rápidamente para intentar minimizar el impacto del robo en su solvencia crediticia:  

  1. Active una "alerta de fraude" en su informe de crédito al comunicarse con el departamento de Fraude de cualquiera de las 3 agencias nacionales de informes de crédito. Una alerta de fraude les dice a los acreedores que sigan determinados procedimientos para protegerlo antes de abrir nuevas cuentas o hacer ciertos cambios en una cuenta existente 
  2. Solicite una copia de su informe de crédito de cada una de las 3 agencias de informes de crédito. Revise atentamente sus informes de crédito para ver si se abrió alguna cuenta fraudulenta  
  3. Haga una denuncia policial y consiga una copia. Es posible que sus acreedores la necesiten como parte de la documentación. Además, una denuncia policial le ayudará a obtener información de los acreedores con relación a las cuentas fraudulentas 
  4. Cierre todas las cuentas que se hayan abierto o utilizado de manera fraudulenta. Después de hablar con alguien del departamento de Fraude de la compañía acerca del cierre de la cuenta, haga un seguimiento por escrito y envíe copias de los documentos (no los originales) que respaldan su reclamación. Después de haber resuelto un cargo disputado con una compañía, solicite una carta que afirme que el asunto se cerró. Conserve las copias de todo y lleve un registro de todas sus conversaciones con las compañías en las que se hayan abierto o utilizado cuentas de manera fraudulenta
  5. Presente una queja ante la FTC. Visite robodeidentidad.gov o llame al 1-877-ID-THEFT. Denunciar su queja puede colaborar con las investigaciones de las autoridades de orden público de todo el país. 

La FTC brinda información más detallada acerca de cómo protegerse y mitigar los efectos del robo de identidad en el sitio web de la FTC