Hizo los recorridos, presentó ofertas, esperó y se preocupó, envió documentos por fax, inspeccionó e hizo miles de llamadas; puede sentir esas llaves imaginarias cuando se deslizan en tu mano por primera vez.

Hay un último paso antes de convertirse en propietario de vivienda: el cierre.

No existe un procedimiento de cierre estándar que se siga en todas las áreas del país. Pero en pocas palabras, el cierre es donde usted resuelve todos los detalles financieros asociados con la compra y recibe el título de su nuevo hogar.

¿Quiénes participan en el cierre?

¿Quiénes estarán en esta fiesta de cierre armados con bolígrafos nuevos?

  • ¡Usted, por supuesto!
  • Un representante de su prestamista, llamado un oficial de cierre, o un representante de la compañía de seguros de título. La función del oficial de cierre es asegurar que todos los documentos necesarios estén firmados y verificados, y que el dinero de la venta se distribuya correctamente.
  • Usted también puede tener su propio abogado
  • A veces, los vendedores
  • Cualquier agente de bienes raíces que participó en la venta

Los compradores y vendedores a menudo completan sus trámites en habitaciones separadas y nunca se ven el día del cierre.


Lo que debe traer al cierre

Como comprador, usted debe traer los siguientes documentos al cierre:

  • Carpeta para el seguro de propietario de vivienda y el recibo de pago. Antes del cierre, el oficial de cierre se pondrá en contacto con usted para confirmar que tiene su carpeta para el seguro de propietario de vivienda y, en la mayoría de los casos, su recibo de pago por la prima del primer año. Esto demuestra que usted tiene un seguro de propietario de vivienda adecuado para la vivienda que está comprando: su prestamista no emitirá el préstamo hipotecario sin este.
  • Cheque de caja o certificado para su pago inicial y los gastos de cierre. Puede averiguar el monto exacto que necesitará comunicándose con su prestamista uno o dos días antes del cierre.

Cómo prepararse para el cierre

Al menos tres días antes de la fecha programada de cierre, usted recibirá la Declaración de Cierre (o CD, por sus siglas en inglés), que proporciona los términos finales del préstamo y detalles de los gastos de cierre. ¡Revise este documento cuidadosamente para asegurar que los detalles estén correctos! Si algo se ve diferente de lo esperado de la Estimación de Préstamo (o LE, por sus siglas en inglés), debe comunicarse con su prestamista.

Revise todos sus documentos de cierre con su abogado para asegurar que no haya errores ni problemas antes de que comience el cierre. Estos documentos incluirán:

  • La Hipoteca otorga su casa como garantía del préstamo. En algunos estados, el comprador firma un título de fideicomiso en lugar de una hipoteca, pero ambos documentos tienen el mismo propósito.
  • El Pagaré Hipotecario es su promesa de pagar el préstamo. Este indica los términos y condiciones de su préstamo y cómo será pagado (el monto de su pago hipotecario mensual para capital e interés, cuándo es debido, la duración de la hipoteca, etc.).
  • La Declaración de Cierre proporciona detalles sobre los términos finales del préstamo y los costos detallados asociados con el préstamo.

Durante el cierre

Una vez que el oficial de cierre haya verificado que usted tiene su carpeta y el recibo de pago del seguro de propietario de vivienda, le explicará y pedirá que firme cada documento de cierre. Su oficial de cierre responderá cualquier pregunta que usted tenga sobre los documentos antes de firmarlos, por lo que no dude en preguntar.

Por lo general, el oficial de cierre comenzará revisando El Pagaré Hipotecario y el documento de la hipoteca y le pedirá que los firme, seguido de La Declaracion de Cierre. Los costos que pagan los vendedores y los compradores se detallarán e incluirán:

  • Todos los gastos de cierre de los compradores y vendedores
  • Un resumen de las transacciones de ambas partes, que muestra cómo se transfieren los fondos entre el comprador, el vendedor, el prestamista y cualquier otra parte que participe en la venta
  • El monto neto adeudado por el comprador y el monto neto que se pagará al vendedor
  • Las comisiones a los agentes de bienes raíces que participaron en la venta
  • Cualquier cargo del prestamista cobrado en relación con el préstamo, como los puntos y otras tarifas
  • Cargos que el prestamista puede requerir que se paguen por adelantado, tales como los intereses adeudados desde la fecha del cierre hasta el primer pago de la hipoteca
  • Montos depositados en depósito en garantía para cubrir el seguro y los impuestos sobre la propiedad
  • Cargos de título para la investigación de títulos requerida por el prestamista y pólizas de seguro de título para el prestamista y el comprador
  • Cargos para cubrir el registro de la hipoteca y la escritura en el juzgado del condado
  • Cargo por servicio de impuestos para cubrir el costo del prestamista de investigar la tasa de impuestos para la propiedad

El oficial de cierre revisará el resumen de la transacción de cada parte. El precio de la casa se encuentra en la parte superior de ambas columnas. Las cantidades se suman o restan en ambas columnas para llegar a los importes netos adeudados por el comprador y debidos al vendedor.

Después de que el oficial de cierre haya cubierto toda La Declaración de Cierre, solicitará un cheque por el pago inicial y los gastos de cierre. Cuando todos los documentos del comprador hayan sido explicados y firmados, el oficial de cierre pasará a los documentos del vendedor.

Luego, el oficial de cierre revisará los dos documentos siguientes y se asegurará de que las descripciones legales de cada documento coincidan exactamente:

  • La Escritura: La Escritura es el documento legal que transfiere la propiedad del vendedor al comprador. Cualquier error en la escritura podría afectar su propiedad de la vivienda, por lo que se deben identificar y corregir antes de cerrar la compra. Después del cierre, el oficial de cierre se encargará de registrar la escritura con el Registrador de escrituras en el condado donde se encuentra la propiedad.
  • Compromiso para el seguro de título: Cuando compra una vivienda, en la mayoría de los casos se le pedirá que obtenga un seguro de título. Este protege su propiedad legal de la vivienda que compra. Antes de emitir el seguro, la compañía de títulos de propiedad llevará a cabo una búsqueda exhaustiva de registros públicos para determinar excepciones a la cobertura, como cualquier gravamen o restricción que afecte la propiedad de la vivienda. La compañía de seguros le informa de cualquier gravamen pendiente, por lo que puede solicitarle al vendedor que los satisfaga antes de que cierre.

    Antes del cierre, la compañía de títulos de propiedad emitirá un compromiso para el seguro de título. Esta no es la póliza real, pero garantiza que la política se emitirá si se cumplen con las condiciones especificadas en el compromiso. En casi todas las transacciones de bienes raíces, se comprarán políticas de título separadas para el prestamista y el comprador. Como comprador, normalmente usted compraría la política del prestamista, que cubre solo el monto del préstamo. La política del comprador, que le asegura a usted, el comprador, es por el precio de venta total y, a menudo, es pagada por el vendedor.

Finalmente, el agente de cierre distribuirá el dinero generado por la venta. Presentará cheques a:

  • Los vendedores
  • El prestamista de los vendedores, si hay una hipoteca existente en la propiedad
  • Los agentes de bienes raíces que participaron en la venta
  • Cualquier otro que pueda estar indicado en La Declaración de Cierre

Después del cierre

Después de haber firmado todos los documentos necesarios y pagado sus gastos de cierre y el pago inicial, el cierre ha finalizado. Su fecha de posesión, el día en que puede mudarse a su nueva vivienda, se establece en el acuerdo de compra. Si su fecha de posesión es el mismo día de su cierre, recibirá las llaves de su nueva vivienda antes de salir del cierre. Si su fecha de posesión es diferente a la fecha de cierre, se harán los arreglos para obtener las llaves en la fecha de posesión.

Respire profundo, dé unas palmaditas en su espalda y haga un brindis, ¡ahora es oficialmente un propietario de vivienda!