La mayoría de las personas no proponen matrimonio en su primera cita a ciegas. Por las mismas razones, es raro (y no aconsejable) que un comprador se enamore de la primera casa que ve y la compre inmediatamente.

Mire un buen número de viviendas antes de tomar la decisión de comprar. Si ha estado esperando y ahorrando durante mucho tiempo, ¡no permita que su ansiedad por ser un dueño de vivienda lo lleve a tomar una decisión apresurada! Asegúrese de mirar suficientes casas en los vecindarios para obtener una idea de los precios o los valores de las propiedades.

Luego, una vez que haya reducido las opciones, haga su tarea. Investigue factores como:

  • Impuestos
  • Sistema escolar
  • Costo de los servicios públicos
  • Calidad de los servicios comunitarios (como bomberos y policía)
  • Cualquier otra cosa que afectará su vida una vez que sea dueño de la vivienda

Cuando encuentre una vivienda que realmente le guste, tómese un tiempo para pensarlo antes de hacer una oferta. En algunos mercados, puede que tenga que actuar rápidamente si no hay muchas viviendas en venta en el área pero hay muchos compradores (conocido como mercado de vendedores). Aún así, piense detenidamente en su compra: está haciendo una gran inversión.

Una vez que haya encontrado e investigado la casa que desea, está listo para hacer una oferta.

Hacer la Oferta de compra

Por lo general, cuando esté listo para hacer una Oferta, se reunirá con su agente de bienes raíces y completará el formulario de oferta de compra. También puede escribir su oferta con la ayuda de un abogado. Aunque puede preparar una oferta usted mismo, no es recomendable.

Una Oferta de compra incluye información detallada y compleja. Si intenta escribir una oferta usted mismo, puede cometer errores, omitir o incluir elementos que lo pondrían en desventaja en relación con otros compradores o quedar comprometido en un acuerdo que no sea lo mejor para usted.

Cuando esté listo para hacer una oferta, obtenga una copia del formulario de su estado del agente de bienes raíces y analice cuidadosamente. Haga que el agente o un abogado explique con detalles cada elemento del formulario para que usted comprenda exactamente a qué se compromete antes de firmar una oferta.
Hay muchos factores que pueden influir en la cantidad que ofrecería para una vivienda:

  • La cantidad que puede pagar
  • Que tanto quiere la vivienda
  • Cuántos otros compradores están interesados
  • Qué tan motivado cree que está el vendedor
  • Cuánto trabajo se necesitaría hacer en la vivienda
  • Cómo la propiedad se compara con otras propiedades similares

Contingencias

Las contingencias son condiciones con que deben cumplirse o no se le exigirá que realice la compra después de que se acepte su oferta.

La mayoría de los compradores hacen una Oferta de compra sujeta a su capacidad de obtener financiamiento hipotecario satisfactorio. Sin esta contingencia, podría arriesgarse a perder su dinero en efectivo (o algo peor) si no puede obtener un préstamo hipotecario.

Otras contingencias comunes incluyen:

  • Obtener una inspección satisfactoria de la vivienda dentro de un período de tiempo específico
  • Obtener una inspección de termitas
  • Obtener pruebas satisfactorias de un pozo y pruebas sépticas
  • Exigir pruebas de que la propiedad cumple con los requisitos del código de construcción y seguridad
  • Obtener una tasación con un valor no inferior al precio ofrecido
  • Obtener una revisión de abogado satisfactoria de su Oferta de compra (si la oferta no fue preparada por un abogado)

Conseguir un abogado

Dependiendo de su situación, otras contingencias pueden ser apropiadas. Por eso es una buena idea que un abogado revise su oferta antes de presentarla al vendedor. Si no se cumplen con las contingencias especificadas en la Oferta de compra, tiene la opción de no realizar la compra.

Cuando esté decidiendo sobre las contingencias, asegúrese de estar adecuadamente protegido, pero, al mismo tiempo, sea realista. Considere la situación en su mercado y asegúrese de que los términos y el precio de su oferta sean justos.

Depósito en garantía

Cuando envíe una oferta, es probable que se le pida que haga un depósito, a menudo denominado "depósito en garantía". Se entrega al agente de bienes raíces para que se mantenga en una cuenta de depósito en garantía como muestra de buena fe de su parte de que es sincero con respecto a su oferta.

Si la venta se lleva a cabo, el depósito en garantía se deducirá de la cantidad que le debe al vendedor al momento del cierre. Si el vendedor rechaza su oferta, o la venta no se realiza porque una de sus contingencias no está satisfecha, su depósito en garantía debe ser devuelto.

Contraofertas

Una vez que hace una oferta, el vendedor tiene la opción de aceptarla tal como está, rechazarla o hacer una propuesta de contraoferta. Si los vendedores quieren cambiar algunos de los términos de la oferta, harán una contraoferta.

Una contraoferta puede incluir:

  • Precio de venta más alto
  • Cambio o eliminación de algunas de sus contingencias
  • La exclusión de una pieza de bienes personales que usted quería incluir en la venta, tales como electrodomésticos

Si recibe una contraoferta, tiene la opción de aceptarla o rechazarla, o hacer otra contraoferta. Este es el proceso de negociación que conduce a una oferta final que ambas partes acuerdan.